El Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) del Ministerio de Agricultura y Ganadería, del 2 al 6 de julio, es la sede de un taller teórico-práctico sobre técnicas serológicas para el diagnóstico de brucelosis; esto en el marco de la ejecución del Proyecto Regional de Acreditación de Pruebas en Laboratorios de Diagnóstico de Sanidad Animal (SDTF/PG/495), administrado por   OIRSA y apoyado por la OIE.
 
El objetivo principal de la actividad es proporcionar a los participantes un mejor entendimiento de las pautas de la Organización Mundial de Sanidad Animal, y de los estándares de bioseguridad y aseguramiento de la calidad para los laboratorios de diagnóstico.
 
“A partir de la estandarización del resultado de este taller va a ser muy valioso para la región especialmente para la acreditación de los ensayos de brucelosis en los diferentes países de la región, con lo cual se lograría una mayor credibilidad en el quehacer de los laboratorios y su solidez técnica”, indicó Federico Chaverri S., Director General del SENASA.
 
En el acto de inauguración participaron la Dra. Catya Martínez Rivas de la Representación sub Regional de la Organización Mundial de Sanidad Animal para Centroamérica; la Dra. Ana María Nicola de SENASA de Argentina y Representante del Laboratorio de Referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para Brucelosis y el Sr. Ronald Bernal del OIRSA.
 
Asimismo, participan representantes de cada país integrante de OIRSA como Nicaragua, Belice, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá y Costa Rica.
 
La brucelosis es una enfermedad infecciosa de distribución mundial, producida por bacterias del género Brucella, que ataca a varias especies de mamíferos, dentro de los cuales se encuentra el ser humano, en el cual produce un cuadro febril inespecífico.
                                                                                   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una delegación de representantes de la Agencia de Cuarentena del Ministerio de Agricultura, Alimentos y Asuntos Rurales de la República de Corea se encuentran en el país del 04 al 12 de junio para realizar una auditoría del sistema de inspección oficial del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA), en los mataderos y plantas procesadoras de porcinos que potencialmente pueden ser exportados a ese país.
 
Los funcionarios coreanos, además inspeccionarán el estado actual de manejo de puestos de ingreso fronterizo y el Laboratorio de Servicios Veterinarios (LANASEVE). El objetivo de la misión es valorar el sistema de producción, regulación y certificación que tiene el país para constatar si cumplen con los requerimientos establecidos por su gobierno.
 
Los especialistas evaluarán también la organización y estructura del SENASA, fincas productivas de cerdos sus controles de enfermedades, bioseguridad, manejo de registro de granjas, control de traslado de cerdos, uso de medicamentos veterinarios, entre otros.
 
“Esta visita significa un gran avance ya que es parte del proceso para que nuestro país cumpla el análisis de riesgo necesario para la apertura del mercado de carnes de cerdo, lo que representa oportunidades para ampliar las exportaciones ″ indicó Federico Chaverri Suarez, Director General del SENASA.
Actualmente, Costa Rica exporta productos de cerdo a mercados como El Salvador, Honduras, Panamá, Guatemala, Japón, Vietnam. Nicaragua, República Dominicana principalmente.  
 
 
 
 
 
    
 
 
 
 
El Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) del Ministerio de Agricultura y Ganadería, a pocos días de que inicie la Semana Santa, fecha en la que se incrementa la compra y consumo de pescado, le brinda recomendaciones a los consumidores, comerciantes y transportistas, con el fin de evitar intoxicaciones alimentarias por una manipulación inadecuada de quienes lo ingieran.
 
En este sentido compre productos pesqueros solo en los comercios, nunca en la vía pública, no adquiera productos de elaboración casera y/o artesanal, de establecimiento que no estén debidamente registrados y autorizados por el SENASA.  En el pescado fresco y entero, los ojos deben ocupar toda la cavidad orbitaria, deben ser transparentes, firmes, brillantes, salientes y de pupila oscura; las branquias (agallas) deben presentar un color del rosado al rojo intenso, húmedas y brillantes, con apariencia homogénea, sin sustancias viscosas y con olor suave a mar.
 
De igual manera los músculos (carne) debe ser firme y elástica al tacto, debe estar bien adherida a los huesos, que no se desprendan de ellos al ejercer presión con los dedos; color propio con superficie de corte brillante, su olor debe ser agradable, con aroma marino.
 
Además, las escamas, deben estar unidas entre sí, bien adheridas a la piel, con brillo metálico, no viscosas; la cavidad abdominal sin vísceras y limpia, superficie sin desgarre y lustrosa.  La piel del pescado tiene que estar firme, húmeda, tersa, adherida al músculo, sin arrugas ni laceraciones, con color y apariencia propia de la especie. Evite descongelar y volver a congelar los pescados y mariscos, se recomienda prepararlos y consumirlos lo antes posible.
 
Asimismo, el pescado seco salado debe presentar un color blanco amarillento, con superficies seca y consistencia dura, con olor característico de la especie.
 
Cuando adquiera calamares y pulpos frescos, estos deben tener una consistencia firme, además de una apariencia húmeda, brillante y olores suaves, la carne sin cáscara debe ser traslúcida, blanca o gris claro en toda la superficie y tener un olor fresco marino.
 
Igualmente, tenga presente que los productos pesqueros enlatados no deben estar abombados, con abolladuras ni sucios, y deseche aquellos que presenten rastros de óxido; no adquiera latas que presenten exudaciones de líquidos sobre su cobertura o cualquier tipo de mancha; una vez abierta la lata, si no se consume todo el pescado no lo guarde dentro de la misma, coloque el resto en un plato o en un recipiente de plástico con tapa y refrigere.
 
Los crustáceos frescos, como langostas, camarones, cangrejos y langostinos, deben presentar un color gris o ceniciento rojizo al ser extraído del agua.
 
“Se recomienda a los transportistas mantener la cadena de frío, transportar los productos en condiciones adecuadas de embalaje y con abundante hielo”. Indicó Olivet Cruz, Director de la Dirección de Inocuidad de Productos de Origen Animal.
 
Los comerciantes deben mantener las temperaturas de las cámaras y freezers en -12ºC; los pescados, mariscos en exposición y en estado fresco, deben contar con abundante hielo y tener el certificado veterinario de operación (CVO).
 
SENASA realiza inspecciones en todas las pescaderías a nivel nacional para realizar evaluaciones organolépticas, de igual manera en los diferentes puntos de comercialización de los productos pesqueros (muelles, centros de recibo, vehículos y plantas de proceso). Además, cuenta con una guía de criterios organolépticos y presencia de parásitos en productos de la pesca y acuicultura, garantizando así la calidad de los productos inspeccionados.
 
En el año 2017 SENASA inspeccionó 367 expendios de pescado, se tiene bajo control 4 muelles pesqueros y se han realizado 149 inspecciones a centros de acopio de pescado.
 
 
 
 
En la sesión general N°86 de la Asamblea Mundial de Delegados de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), celebrada del 20 al 25 de mayo en París, Francia, se votó la resolución por la que se reconoce oficialmente a Costa Rica como país libre de Peste Porcina Clásica (PPC).
 
Este reconocimiento otorga a Costa Rica un estatus sanitario oficial, gracias a que en el país no existe la enfermedad y se han cumplido las condiciones de legislación, servicios veterinarios, estrategia de control y erradicación, sistema de identificación de los animales, control de sus desplazamientos y diagnóstico de laboratorio, entre otros.
 
“Este status internacional impulsará las negociaciones con terceros países de cara a alcanzar acuerdos sanitarios para la exportación de cerdos y sus productos”, indicó Federico Chaverri S., Director General del SENASA.
 
La Peste Porcina Clásica (PPC) es una enfermedad vírica contagiosa de los cerdos domésticos y salvajes, considerada fatal.  También está clasificada dentro de la lista de enfermedades de declaración obligatoria de la OIE.
 
Actualmente, es una de las enfermedades que más daños ocasiona a la industria porcina mundial, por lo que constituye un grave problema económico para los países afectados.
 
Para que el país mantenga este estatus es necesario continuar aplicando las medidas sanitarias establecidas en el Programa de Vigilancia Epidemiológica del SENASA, encargado de la vigilancia activa y pasiva en todo el territorio nacional.
 
“Este logro es producto del esfuerzo conjunto entre SENASA, los porcicultores costarricenses y el apoyo de la comisión Nacional Porcina, entre otros”, Agrego Chaverri.
Según el Censo Agropecuario del 2014, en el país existen alrededor de 14 mil fincas con ganado porcino, con una población de aproximadamente 400 mil cerdos.
 
En el año 1997 se presentó el último caso de PPC en Costa Rica.
 
Heredia 9 de enero 2018
 SENASA DG-CN-001-2018
 
El Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA), del Ministerio de Agricultura y Ganadería y la Asociación Cívica Palmareña organizaron conjuntamente un plan operativo de trabajo para lograr que las actividades de estos festejos se desarrollen de conformidad como lo dicta la ley N° 8495 Ley SENASA y la Ley N°7451 de Bienestar Animal y sus reformas.
el redondel.