Heredia 02 de mayo 2012
SENASA DG-CN-024-2012
 
El Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA), en coordinación con el Organismo Investigación Judicial (OIJ) y la Fuerza Pública de Alajuelita, decomisó recientemente un perro de raza pit bull, que era utilizado en peleas.

En el momento de la incautación se pudo constatar que el animal presentaba múltiples cicatrices producto del trato al que era sometido.
El animal fue entregado en custodia a los especialistas para que valoren la posibilidad de rehabilitarlo con otros perros y personas, con el fin de evitar riesgos a las personas, en caso de que se dé en adopción.
 
El propietario y responsable de promover las peleas será enviado al Tribunal de Procesamiento Administrativo Sanitario del SENASA, creado con la Ley No. 8799 del 07 de mayo del 2010, y se expone a una sanción administrativa que oscila entre siete a cincuenta salarios base de un profesional licenciado universitario, según la Ley No. 8495 del SENASA, artículo 78, inciso r y la Ley de Bienestar de los Animales No. 7451, artículo 3, inciso b y d.
 
El Programa de Bienestar Animal del SENASA, ha realizado esfuerzos de concientización de la población sobre las peleas de perros y promovió la coordinación con entidades clave para abordar este tema, entre ellos el Ministerio de Salud, OIJ, Fuerza Pública y Municipalidades. Además, se gestionó con la Human Society para que un experto en peleas de perros capacite a representantes de instituciones y asociaciones involucradas en el tema. Esta capacitación se realizará en mayo.
 
Asimismo, se hace un llamado a la población a que denuncie esta actividad, preferiblemente con pruebas fehacientes, para que estas prácticas no queden impunes o sin ninguna sanción.